Batallas y mitologia

La historia desde egipto hasta nuestros dias.
 
ÍndiceCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Almirantes de la Segunda Guerra Mundial

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
ACO
Guerrer@
Guerrer@
avatar

Cantidad de envíos : 166
Fecha de inscripción : 10/04/2009
Edad : 46

MensajeTema: Re: Almirantes de la Segunda Guerra Mundial   Dom Abr 26, 2009 12:24 am



Jean-Francois Darlan, nació en Nérac, Francia el 7 de agosto de 1881. Después de graduarse en la Academia Naval Francesa en 1902 se incorporó a la Marina de Guerra. Durante la Primera Guerra Mundial fue comandante de una batería de cañones navales.
Luego de terminada la Gran Guerra, permaneció en la marina y llegó a Contralmirante en 1929. Sus primeros encuentros con la política surgieron cuando fue nombrado oficial de enlace con el Ministerio de Marina en 1925. En esos momentos se le encargó la misión de reorganizar a la armada. En 1934 regresó al servicio activo sirviendo como Comandante de la Flota del Atlántico. En 1936 Leon Blum designó a Darlan como Almirante Jefe de Estado Mayor de la Armada y al año siguiente lo nombró Almirante de la Flota y comandante de todas las fuerzas navales francesas.

Darlan fue un antibritánico a toda prueba, pero al estar al mando de la armada tomó las decisiones correctas. Ordenó la construcción de nuevos acorazados clase Richelieu, aceleró la construcción de los portaaviones Joffre y Painleve y ordenó nuevos cruceros, destructores y submarinos. A regañadientes, aceptó la cooperación inglesa, que se concretó al intercambiar tecnología de sonar británica por hidrófonos antisubamarinos y radiogoniómetros de HF franceses.

Preparándose para la guerra, Darlan y los mandos navales querían evitarla en la medida de lo posible, "... esta guerra será larga y despiadada. Debemos evitarla, pero sobre todo debemos preservar nuestro Imperio. Pero si la guerra no puede ser evitada, la Marina tiene ideas claras de lo que debe hacer. El enemigo es el bloque germano-italiano-japonés. Sus simpatizantes son España y Hungría, el corazón de la alianza es Alemania. Si Alemania es derrotada el bloque se desintegrará. Una alianza franco-británica es esencial...".

Cuando Paul Reynaud renunció su apoyó al Mariscal Henri-Philippe Petain, como Presidente de la República Francesa, Darlan fue nombrado Ministro de marina del nuevo gobierno colaboracionista. Después de que Petain firmó el armisticio con Alemania, para evitar que los alemanes capturaran la flota, Darlan ordenó que todas las unidades se dirigieran a las bases en las colonias africanas y dio órdenes a los comandantes de mantenerse leales a Petain y el gobierno de Vichy. Darlan esperaba preservar la flota y proteger las colonias, puesto que la situación de Francia estaba al menos controlada con la firma del armisticio.

Darlan siguió al frente de la cartera de la marina cuando reemplazó a Pierre Laval como vice primer ministro y fue nombrado sucesor de Petain. Darlan fue también nombrado Ministro de Asuntos Exteriores, defensa e Interior. En enero de 1942 fue designado Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas Francesas y Alto Comisionado en el Norte de África. Bajo presión de Hitler, Darlan cedió los cargos del Gabinete a Pierre Laval el 17 de abril de 1942, sin embargo permaneció como Premier encargado.

En noviembre de 1942, los Aliados invadieron África el mismo día que Darlan había viajado Argel para visitar a su hijo que había enfermado de poliomielitis. Pese a que el jefe militar en África, el General Juin, había pactado con el Servicio Secreto Británico traicionar a Vichy, en esos momentos Darlan, como Comandante de las Fuerzas Armadas Francesas era el oficial de más alto rango y ordenó resistir a la invasión Aliada. En complot con el Cónsul Murphy, representante de EEUU y el Servicio Secreto Británico, Juin le tendió una trampa a Darlan y lo tomó prisionero. No se sabe lo que ocurrió exactamente en las colonias francesas en África durante esos días.

No hay testimonios, ni documentos oficiales que rebelen lo que aconteció esa noche. Sólo por las memorias de Churchill se sabe, que cuando Darlan se dio cuenta que había caído en una trampa, le dijo a Murphy: "Sabía los ingleses son unos inescrupulosos, pero sólo hasta este momento, pensé que los americanos eran mejores." Esa misma noche fueron cursadas órdenes firmadas por Darlan, para que las fuerzas francesas cesaran de combatir a los aliados. Las noticias llegaron a oídos de Hitler, quien sin saber lo que realmente pasó, acusó a Darlan de traición premeditada y probablemente pensó que fue con la complicidad de Petain, en consecuencia ordenó la ocupación de la zona de Vichy. Además le exigió a Petain que enjuiciara a Darlan por traición.

En África, el Comandante de las fuerzas Aliadas de Invasión durante la Operación Torch General Eisenhower, se entrevistó con Darlan, y a partir de ese momento, con la protección Aliada y bajo palabra de honor, el hasta hace unas semanas "infante canalla" según Churchill y "traidor, fascista y bandido" para la prensa anglo-americana, supuestamente se cambió de bando. Las fuentes Aliadas dicen que Eisenhower nombró a Darlan jefe civil y militar de las colonias africanas francesas, decisión que fue del total desagrado de De Gaulle, pero que el nombramiento fue refrendado por Roosevelt y Churchill. De hecho Roosevelt deseaba que Darlan ocupara el puesto que más tarde le tocaría a De Gaulle, quien no era del total agrado de los Aliados.

El 24 de diciembre de 1942, Darlan fue víctima de un atentado que le quitó la vida. Su asesino, Ferdinand Bonnier de la Chapelle -un realista anti-nazi que desembarcó en África como parte de un comando británico, entrenado por la SOE para asesinar a Darlan y miembro del grupo de la resistencia liderado por Emmanuel d'Astier- fue capturado y fusilado dos días después, sin que mediara un juicio. Algunos autores como, Anthony Verrier, en su libro Assassintation in Algiers (Asesinato en Argel), dice que el asesinato de Darlan fue planeado en Londres con el conocimiento de De Gaulle, quien no hizo nada para evitarlo. Sus argumentos aunque son factibles, carecen de una clara fuente de información. Hay otros testimonios como el de Watts de Cambridge que dice que su padre estuvo con un hombre en Argel, quien dijo que había asesinado a Darlan por orden de Churchill y que temía por su vida.

Peter Tompkins, en su libro The Murder of Admiral Darlan, involucra a familiares de los Borbones, de los cuales, el pretendiente al trono vivía en la colonia africana. Según el autor, los Borbones se confabularon con De Gaulle y los Aliados ante la posibilidad de que a partir de De Gaulle y la Resistencia de Francia Libre, surgiera la posibilidad de volver a la monarquía. Esto no es del todo caprichoso, porque los intentos del retorno monarquico en Francia databan de finales de la década de 1890.

El asesinato de Darlan sigue siendo un misterio y lo que pasó en Argel a partir del día que Juin lo traicionó, seguirá siendo un misterio también por mucho tiempo... Tal vez para siempre.

_________________
"El destino baraja las cartas, nosotros las jugamos"
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
 
Almirantes de la Segunda Guerra Mundial
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Guerra Mundial Z...
» Discografía mahleriana básica (Segunda Sinfonía)
» Segunda de Abbado en Milán
» CRESCENDO (JOE Y TU) segunda parte de hush hush
» segunda oportunidad (nick y tu)

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Batallas y mitologia :: Segunda Guerra Mundial :: Mar (Aliados)-
Cambiar a: